viernes, septiembre 23, 2011

Juan Vattuone: “Hubo 30.000 desaparecidos y el tango se quedó callado”

El cantante y compositor Juan Vattuone, una voz original y distante del tradicionalismo en el universo del tango, aseguró que el género "tuvo un ala derechosa" y, como consecuencia de ello, "hubo 30 mil desaparecidos y el tango se quedó callado".

"Hubo 30 mil desaparecidos y el tango se quedó callado. El rock, en cambio, ha tenido posibilidades de expresarse en ese mismo contexto", reflexionó Vattuone, de 61 años, en diálogo con Télam.


El cantante ofreció su mirada del género en la vecindad de la presentación de su más reciente disco, "Escuchame una cosa", el viernes, desde las 20.30, como parte del ciclo de Música Popular de la Casa de la Cultura-Fondo Nacional de las Artes (Rufino de Elizalde 2831).

"Sin ofender a nadie -aclaró- creo que el tango tuvo un ala derechosa y que un poco por esa razón no se admitían tangos nuevos. Había algo así como aquello de la película de (María Luisa) Bemberg, un `De eso no se habla`", afirmó Vattuone.

El compositor destacó que "siempre existieron poetas y juglares que contaban la verdad, lo que le pasaba al pueblo", pero enfatizó que esa mirada "no se difundía".

"A mí me han dicho trasgresor, que me parezco más a un rockero que a un tanguero, no sé si todas esas cosas me identifican, pero sí sé que me interesa la cultura popular y no el tango oficial que pasan en la radio 2x4", agregó.

-¿Ha quedado atrás esa mirada prejuiciosa que condenaba a los nuevos creadores en el tango?

-Cuando yo empecé el tango era algo mersa, pero lo abracé porque vengo de una familia de artistas. Hoy los jóvenes se acercan mucho al tango y a mi obra porque creo que me ven como un puente entre el tango consagrado y el tango de este tiempo.

-¿Qué valores del tango rescatan los jóvenes que se acercan al género en este momento?

-Yo rescato aquello que el tango tiene de candombe, de milonga, de habanera, porque el principio de la historia estuvo nutrido por los inmigrantes. Sobre todo eso, además, utilizo el lunfardo y el humor.



"Ni olvido ni perdón" - Juan Vattuone

Los jóvenes me parece que tienen menos prejuicios para abordar el género. Este movimiento empezó hace alrededor de 15 años y sabía que iba a florecer en algún momento. Del mismo modo que hubo un florecer en la política desde el 2003, que marca un contraste con el sentimiento del `Que se vayan todos`.

-¿Usted tuvo que luchar a contramano de una mirada más prejuiciosa que la que está presente en la actualidad?

-Claro, cuando yo grabé 15 tangos con letra y música ("Tangos al mango", 2005) era como una mala palabra dentro del ambiente. Los grandes tangueros no permitían cantar nuevos tangos.

También por eso es que hay pocos cantautores en el tango. Lo es Cacho Castaña; lo fue Rubén Juárez; y lo soy yo, que compongo las letras y músicas de aquello que canto.

-¿Hubo un tango marginal en los años `80 y `90?

-En mis conciertos siempre presentamos el libro "Tango oculto", de mi mujer, Silvia Boggiano, que reseña a más de 200 músicos y poetas que es como si no existieran en los medios de comunicación: Aacho Estol, Alfredo Rubín, Raimundo Rosales... tantos más.

-¿Por qué razón se le ocurre que esos artistas no son aceptados por los medios masivos?

-Por prejuicio, por ignorancia. Porque tienen una audiencia cautiva y, por ejemplo, pasan tangos para la gente de 60, 70, 80 años. Son muy pocos los espacios para la difusión de la música, inclusive en la televisión abierta.

Contra todo eso yo me levanté sin prever lo que iba a suceder. Me siento un quijote.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal