martes, agosto 12, 2008

Preguntas ingenuas

Aclaro desde el vamos que ésta es una reflexión ingenua, sin profundidad ideológica o política, que debe ser (merecidamente) obviada por todo aquel que tenga sus ideas y su estrategia política tan claras como corresponde a un militante que se precie de tal.

Compañeros, nos hemos pasado décadas afirmando ideas y luchando por ellas. En unas pocas ocasiones, alcanzamos en la difusión y aceptación de las mismas un éxito relativo y fugaz. La mayoría de las veces, un rotundo fracaso nos forzó a retroceder, tomar impulso nuevamente y seguir insistiendo. Tengo que reconocer hoy, en mi caso casi 40 años después, que la mayoría del tiempo invertido fue desaprovechado. Infructífero.
¿Dónde estuvo el error? ¿Cómo es posible que si uno (cualquiera sea) plantea las posibilidades ciertas de mejorar el mundo en el que vive, si explicita lógicamente las maneras, las condiciones en que se puede cambiar gradualmente, si tantos cientos y miles de compañeros en todos las provincias, en todas las ciudades y los pueblos, insistimos y explicamos, demostramos, reiteramos, no hayamos logrado al menos un resultado mensurable en cifras?

Vengámonos más cerca. Me pregunto: ¿cómo es posible que un país (o un continente) como el nuestro, constituido mayoritariamente por hijos y nietos de inmigrantes pobres, de esclavos, de aborígenes cuasi extinguidos, de miserables exiliados que vinieron con una mano tapándose el culo y la otra lo que tuvieran delante, no pueda resolver con cierta generosidad (aunque sea por el recuerdo de sus carencias pasadas) las necesidades básicas de sus compatriotas menos favorecidos, menos afortunados, menos inteligentes o menos instruidos?

Sé perfectamente que es una pregunta idiota. Y que hay, como corresponde, mil respuestas sociológicas, sicológicas, económicas, políticas, ideológicas y tres mil etcéteras para contestarla.
De manera que no me expliquen obviedades. Porque a lo mejor –digo- precisamente el problema está en que conocemos las respuestas, pero tal vez no sepamos hacer las preguntas necesarias para que el conjunto del pueblo (la “gente”, como se dice ahora), se responda a sí misma y, a su vez, se pregunte qué mierda está haciendo.

Fíjense que no pretendo ya definiciones profundas, sesudas reflexiones sobre la justicia, ni siquiera deseo referirme a la lucha de clases, ni a una ideología, y mucho menos acercarme a una moral social. Vamos más atrás, más a lo básico. Vamos a la ética personal. Dirán algunos: “si, muy simple, pero… ¿quién sabe lo que significa esa palabreja?
Y la respuesta es: todos. Tal vez no puedan definirla en largos párrafos o con la estrictez del diccionario, pero todos tenemos grabado a fuego en el cerebro su significación elemental: todos queremos ser “buenos”. No creo que ninguno haya encontrado jamás una sola persona que se califique a si misma, salvo en broma, como “mala”, “deshonesta”, “cruel”, “viciosa”, ni siquiera “egoísta”. En todos los casos, el accionar “dudoso” es justificado mediante una excusa, una explicación, un “no pude hacer otra cosa” que disminuye, si no elimina, la culpa. Y eso, evidentemente, indica que la persona en cuestión “sabe” que no está respondiendo a su imperativo elemental: ser “buena gente”.

¡Pero qué ingenuidad! Estarán pensando varios. Y les avisé que este texto trataba precisamente de eso. Porque si quitamos esa ingenuidad no queda más remedio que concluir que la gran mayoría de los seres humanos, en la Argentina y en el mundo, somos malas personas. Y malos de verdad. ¿Están dispuestos a aceptarlo? ¿Están dispuestos a reconocer –aunque sea en su fuero íntimo- “en realidad soy un/a hijo/a de puta” igual que mi esposa/marido y así serán mis hijos? No lo creo. Creo que todos logramos justificar nuestras “maldades” diarias porque evitamos hacernos las preguntas clave. Aquellas que nos obligan a reconocer que “nos cayó la ficha”, como decimos aquí.

Parto de la base que cualquiera al que le preguntaran si le gustaría que el mundo fuera mejor, más justo, contestaría que si. Y que (incluso honestamente) le gustaría “hacer algo” para ayudar pero, claro, "no sabe" cómo.

Seguramente, cuando alguno de mis compañeros y amigos militantes lea esto, sonreirá irónico y supondrá que los gagacocos (reliquia de Humor Registrado) me comieron el bocho irreversiblemente. Bueno, puede ser, hoy me desperté simple. Tan simple que no tengo respuestas, sino preguntas. Preguntas que, reitero, no tienen que ver con ideologías ni partidos, ni líderes. Que no hacen a la “política”, ni a la “revolución”, ni a la “conciencia” social. Vamos más atrás:

• ¿Le tiré un mango al último pibe que me pidió una moneda para comer?

• ¿Le hice un “favor verdadero” (de esos que cuestan) al último que me lo pidió?

• ¿Sigo pensando (en la práctica) que lo que tengo me lo gané solo?

• ¿Creo –conscientemente- que los hijos de los otros son “menos importantes” que los míos?

• ¿Creo –conscientemente- que yo soy “más importante” que los demás?


• ¿Creo –conscientemente- que en los últimos días (no años ni meses) hice de verdad “algo” para que mi país (mi ciudad, mi barrio, mi pueblo) sea mejor?

• ¿Me he detenido cinco minutos (no más) en los últimos días (no años ni meses) para pensar en lo que yo podría hacer para que mi país (mi ciudad, mi barrio, mi pueblo) sea mejor?

A esta altura, ustedes pensarán: “esto parece un manual de autoayuda”. Pero la verdad yo creo que los que no pueden contestar rotundamente “si” o “no” (según corresponda) a todas las preguntas de arriba, verdaderamente necesitan ayuda. Son preguntas simples, básicas, y cualquier persona medianamente honesta puede imaginar sin que yo las escriba las 10 ó 20 preguntas siguientes, las que debería hacerse a solas para decidir, con veracidad, si es o no “buena gente”.
Por supuesto tengo la seguridad de que la mayoría no lo harán. Preguntarse a uno mismo cosas simples suele ser peligroso, porque es casi inevitable hallar las respuestas.

Pero sería interesante que lo hicieran. Porque no sólo quedarían esclarecidos con respecto a la vida que llevan y el porqué el mundo funciona como funciona, sino que entenderían el motivo por el cual aquellos que ya intentamos respondernos esas preguntas hace mucho tiempo, quedamos “atados” a una especie de caprichoso camino del que no podemos (¿no queremos?) salir.
Comprenderían también porqué “no me pasa a mí” no es una “buena” respuesta. Y ya no se preguntarían “inocentemente” ¿por qué? cuando algunos de nosotros de tanto en tanto nos cansamos, y elegimos transitar ese camino al que nos atamos, por rutas más rápidas, menos amables y muchísimo más dolorosas para todos.


Enrique Gil Ibarra

13 Comentarios:

A la/s 11:46 a. m., agosto 13, 2008, Anonymous Anónimo dijo...

LE RETO A QUE PREGUNTE PORQUE CHAVE REGALA NUESTRA RIQUEZAS,PREGUNTE PORQUE TENEMOS QUE ESTAR COMO LOS AMERICANOS BUSCANDO EL ODIO DE TODO EL MUNDO.

Y CUANDO TENGA LOS COJONES DE PREGUNTAR ESO ME PREGUNTARE ESTABA EQUIVOCADO TODAVIA HAY GENTE CON DECEO DE SER LIBRE.

 
A la/s 5:44 p. m., agosto 13, 2008, Blogger hendrix dijo...

Bueno, me das oportunidad para varias preguntas:

¿Las riquezas venezolanas son "tuyas" o de todo el pueblo de Venezuela?
¿Y ese pueblo no votó libremente a Chávez?
¿Realmente crees que Chavez se está ganando "el odio de todo el mundo? ¿No te referirás a los "gobiernos" pronorteamericanos? Porque los "pueblos" no lo odian.

Por ultimo:

¿Te sentiste tocado por las preguntitas ingenuas?
¿Te dió miedo no ser "buena gente?
¿No será que tu "libertad" significa solamente la libertad de hacer plata?

Te agradezco tu comentario. Sos el mas claro ejemplo de cofirmación de mi teoría.

hendrix

 
A la/s 4:14 p. m., agosto 14, 2008, Anonymous Anónimo dijo...

MIRE usted despues de analizar
mas detenidamente su escrito e llegado a la conclucion
que es el perferto cantinfleo,de una persona
que tiene que estar obligada a que en este caso el gobierno
le tenga que brindar todo o al menos darle ayuda para salir adelante,uste se pregunta y cuando pregunta en el foro de aporrea lo hace con miedo
porque sabe que lo pueden banear,digame
ahora que es mentira,como es posible que usted
no les pregunte porque el miedo a la libre
exprecion,porque el miedo al libre mercado
porque el miedo a que alguien x confronte al
gobierno,preguntandole porque usted margasta
nuestra riquezas,porque usted regala lo nuestro,porque usted no se le puede
confrontar,porque usted tiene que acusarnos
de ser aliados gringos,porque el miedo a la verda,ya le dije
anteriormente cuando tenga cojone de preguntar eso yo me preguntare
que estaba equivocado.

y te digo algo mas hendrix no tome a mal lo que diga y de la forma que lo diga no soy venezolano soy un cubano que su familia esta viviendo un doble exilio,primero por castro ahora por chave,tengo 45 años casi todos vividos fuera de mi patria la que nunca olvido,y salimos como usted bien dice en su comentario por eso le escribi la primera ves porque me identifico,salimos con una mano delante y la otra detras y con mucho trabajo de mi padre ya muerto,mi abuelo tambien fallecido y demas puntales claves en mi familia hemos logrado vivir hemos logrado hacer sueños realidad en paises ajenos por eso me da pena leer cometarios leer cosas donde natibos por las causas que sean no puedan lograr su sueño,no le debemos nada a ningun gobierno tampoco queremos nada de ningun gobierno,porque para que un gobierno funcione y un pais salga adelante alguien tiene que hacerse rico es la pura verdad.......leo....

ps:voy hacer una cuenta para escribir con mi nombre para no estar anonimo.

 
A la/s 5:24 p. m., agosto 14, 2008, Blogger hendrix dijo...

Mira, anonimo:
En primer lugar, estás confundido. No soy venezolano, y no vivo en Venezuela. Soy argentino y vivo en mi país.
En segundo lugar, ni mi gobierno ni el de Venezuela me dan nada, ni pido nada. Vivo de mi trabajo como periodista, no recibo subsidios ni prebendas de nadie.
No tengo ningún miedo de que me baneen en el foro de Aporrea y posiblemente yo sea uno de los más duros en ese foro con el gobierno de Chavez, pero precisamente por lo contrario de lo que tu criticas.
Hay algo que tu no entiendes: no critico lo que tu criticas, porque no estoy de acuerdo contigo. tu defiendes el libre mercado, y a mí eso me parece antinacional. El país en el que vives, no defiende el libre mercado, salvo para nosotros. EE.UU. es proteccionista con respecto a sus importaciones.
No hay ningun miedo a la confrontación por parte del gobierno venezolano. La prueba fue el referendo cuando el gobierno perdió, y respetó democráticamente el resultado.
Lo siento, y no te ofendas. Para mí, tu eres un cubano que abandonó su patria para irse a vivir al país que la sojuzgó durante décadas, y eres un pobre que piensa que está bien hacerse rico a costa de los demás.
Lo siento. No coincidimos ni coincidiremos en nada. Cuando tu tengas los cojones para preguntarte a ti mismo que tipo de persona eres y en lo que te has convertido, y responderte a ti mismo sinceramente, escribe de nuevo.

saludos

 
A la/s 8:26 p. m., agosto 14, 2008, Anonymous Lucas Bianco dijo...

Primero que nada, un afectuoso saludo.

preguntas por arriba, como es posible q no podamos resolver la situacion de nuestros compatriotas menos afortunados?

Cada dia estoy mas convencido que la responsabilidad es de los "referentes" del campo popular, que viven hablando de unidad y despues se matan peleando por carguitos en listas perdedoras

un fuerte abrazo

 
A la/s 12:41 p. m., agosto 15, 2008, Blogger leo dijo...

soy el que era anonimo,el que estas confundido eres tu,porque quieren siempre traer a la mesa que los americanos son los problemas que tienen en sus paises,y conosco muchos argentinos que han podido salir de ese odio hacia el norte,como es posible que tu seas duro en el foro de aporrea cuando nunca has podido ni te dejaran confrontar la basura que hace chave ni las miles de horas de tonterias que habla en televicion,y si el referendu fuera tan limpio como dices como es posible que 8 meses mas tarde no se sepan los numeros exactos chave sabe que no lo quieren y esos cuatro gatos que lo defienden son como tu resentidos social y moralmente porque no han tenido el valor de confrontar el verdadero problema,como tu crees que siendo tu periodista como dices me digas a mi que el libre mercado es antinacional,en que cabeza cabe eso.

 
A la/s 1:13 p. m., agosto 15, 2008, Blogger hendrix dijo...

Nuevamente te digo:
No es que no me dejen, sino que para mi Chavez no es una basura ni mucho menos. Veo que no logras comprender que otro puede pensar distinto a ti.
Lo que dices respecto al referendum es una tontería: te recuerdo que Chavez perdió. Si hubiera hecho trampa habría ganado ¿no crees?
Es posible que yo tenga resentimiento contra EE.UU. pero tu eres un tonto que no piensa.
Sigue feliz arrastrándote como un gusano maiamero y ciudadano de segunda en tu paraíso capitalista y déjanos a nosotros, los latinoamericanos en paz.

PD: si tienes tiempo, aprende algo de economía.

 
A la/s 1:32 p. m., agosto 15, 2008, Blogger leo dijo...

el que debe aprender un poco de economia eres tu,acaso sabes tu si vivo en miami creo que no,asi que te tomas concluciones resentidas,eso a ustedes no se le puede sacar de adentro igual que el problema con los negros en este pais,.....tampoco me arrastro,pero DE LO QUE SI ESTOY SEGURO QUE NO HAGO COMO USTEDES ES IDOLATRAR LIDRES EN ESTE CASO CHAVE.....UNA COSA MAS QUE TU ME DIRIAS A I QUE SIENDO UN CUBANO EXILIADO SIN PATRIA QUE E TENIDO QUE TOMAR OTRO PAIS PARA HACER MIS SUEÑOS REALIDAD,...QUE ME DIARIAS A MI CUANDO YO CONDENO Y CONDENARE LA DICTADURA DE VIDELA......PODRAS HACER TU LO MISMO CON LA DICTADURA DE CASTRO....

 
A la/s 8:39 a. m., agosto 18, 2008, Anonymous Anónimo dijo...

QUE PASO TE QUEDASTE MUDO O NO TIENEN VEROCO DE DECIR ABAJO FIDEL,.saludos

 
A la/s 9:35 a. m., agosto 18, 2008, Blogger hendrix dijo...

Ufff. Anónimo o Leo, o como te llames: No entiendes, y yo no tengo tiempo ni ganas de discutir contigo. No critico la "dictadura de Fidel" porque para mí no es una dictadura ¿puedes comprenderlo?
Déjalo ya. Sigue preocupándote democráticamente con "el problema con los negros en este pais", como dices, y déjanos a los latinoamericanos que sí vivimos en nuestros países que nos ocupemos de lo que nos importa.
No te contestaré más. No es que no tengas cerebro, es que no quieres tenerlo.

 
A la/s 5:14 p. m., agosto 18, 2008, Anonymous Anónimo dijo...

HIPOCRITA ESO ES LO QUE SOS TU Y TU FARZA GENERACION,ADMIRAN A DELENCUENTE ASESINOS Y TERRORISTAS ESO ES LO QUE SOS UN VULGAR HIJO DE PUTA......y no te preocupes que no pierdo tiempo es que me sobra no como tu que tienes que levantarte a lamer botas.....

 
A la/s 2:15 p. m., agosto 21, 2008, Anonymous Lucas Bianco dijo...

que pasa hendrix? te entretenes con este "sipahi", y no opinas sobre lo que dicen los amigos? (te deje un comment y me parece que no lo viste) un abrazo

 
A la/s 6:26 p. m., agosto 21, 2008, Blogger hendrix dijo...

Tranqui, Lukitas. No te contesté porque di por hecho que sabés que pensamos igual en eso.

Un abrazo

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal