jueves, julio 26, 2012

Irreverencia del 26 de Julio


Que lejos te llevaron, compañera, que de ausencias en todos estos años,
patéticos intentos de renacerte hueca, de reescribirte, de olvidar tus mitades.
Esos pedazos enfrentados de vos que se nos mezclan, que te revelan.

Te prefiero con el pelo al vuelo. Esa es mi foto, mi memoria.
El perfil que elijo para verte.

Que otros se aferren al rodete, a la señora, a la digna esposa,
a la primera dama embajadora, los más audaces, a la “abanderada”

Yo te voto más suelta, más como tantas otras.
Una piba de adentro que sacó la cabeza, dijo basta,
y harta de que la manosearan
les pateó el ojete a las señoras de la cruz y la espada.

Te cuento que a sabiendas de tu desacuerdo te usamos de bandera.
Que nos cagamos en tus boludeces, en tus controversias, en tus medias tintas.

Te hicimos a la imagen de la lucha viva,
de los enfrentamientos, de las barricadas.
Te llevamos a Córdoba, a Rosario,
peleaste con nosotros en Mendoza y en Salta,
en las calles oscuras y el monte tucumano.

Fuiste lanza tacuara, revólver y granada. Y cada compañera
soñaba que algún día su nombre resonara
con el mismo sonido, con idéntica fuerza, con igual contenido.
Te gustara o no, vos fuiste nuestra, hermana.

A contramano de los que te prefieren blanca, pura e intocada.
Caminaste las villas, las barriadas, tomaste mate en ranchos,
copaste facultades, hiciste huelga en fábricas.

Te sacamos del cuadro y de la vela sagrada,
te dimos carne y sangre en cada operativo y en cada volanteada.

No fuimos suficiente, la deuda quedó abierta
ya no la saldaremos nosotros, ya son otros
los que recuerdan, recomienzan, son otras las banderas.

Pero en el fondo, negra, no tenés que enojarte.
Ya te estabas perdiendo -inmóvil en el tiempo-, y te trajimos viva.
Volviste guerrillera, mi negrita querida.
Te hicimos montonera.


Enrique Gil Ibarra/26 de julio del 2012

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal