jueves, marzo 28, 2013

RECUPERANDO LA HISTORIA – JUAN ”PIPI” BERTELLI


TACO RALO 1968

A esta altura de la vida, escribo esto porque que yo me recuerde los que sabiamos la verdadera historia de la “compra” del campo en que instalariamos nuestro campamento eramos Cacho ( El kadri) , Amanda (Peralta) y yo. Y sólo quedo yo en vida, así que es hora de sacar a relucier la verdad de la milanesa.

Juan nació allá por 1926, en Graneros, provincia de Tucumán. Como muchos otros argentinos, su padre y madre eran de descendencia italiana. Tuvo 4 hermanos.

Pipi Bertelli quedó, hasta ahora en nuestra historia, como la persona que vendió el campo donde el Destacamento 17 de octubre de las FAP sería detenido en aquel septiembre de 1968.

Por esas cosas de la vida pude entrar en contacto con su familia hace muy poco, ya que él murio en lo que casi hubiera sido un aniversario de Taco Ralo (murió el 18 de septiembre de 1970). En un accidente. En el cual, como siempre marcó su historia, daría su propia vida para salvar la vida de una de sus hijas.
Por eso me enteré de que hasta su familia tenía una versión falsa de la historia.

Porque es hora de rehacer la historia: Pipi nunca “vendió” su campo. Yo fuí el que con el nombre de Carlos Sabino le “compro” el campo. Era en aquel entonces uno de los responsables del Dto. 17 de octubre.
Pipi fué un COMPAÑERO que nos cedió su campo, sabiendo para qué sería usado. Y sin recibir un peso. También colaboraría durante el tiempo que estuvimos allí para abastecernos de las cosas necesarias (alimentos, básicamente).
La historia de la venta, realizada con todas las formalidades –incluyendo el escribano- se hizo para evitar que llegado el caso (que por desgracia llegó muy pronto) se supiera que uso se le daba al campo. Y así fué, luego de nuestra detención Pipi tambien fué detenido por algunos meses, hasta que se “comprobó” que sólo habia vendido el campo. Y salió en libertad.

En algún momento de su vida Pipi estavo encargado del almacen de ramos generales de la familia, viviendo en Lamadrid, pcia. de Tucuman. Estaba casado con Marta, maestra. A raiz de los cual puedieron vivir dignamente en una de las casa que el peronismo construyó para la gente que trabajaba educando a nuestros niños. Tuvo 3 hijos y por fines del los 60 vivía en Simoca. Mas adelante se dedicaría a la compra/venta de caballos.
“Desaparece” misteriosamente por tiempo de su casa en aquel 1968. Volverá luego de unos meses, sin comentar nada. Pipi era una gran persona, tanto su familia como sus amigos confiaban el él, así que nunca insistieron mucho en saber que habia pasado en esos meses. Habia estado “de viaje”.

Cacho el Kadri era quien lo conocía entonces. Y como muchos otros tenía gran confianza en Pipi. De allí que se discuta la cuestión de instalarnos en su campo en Taco Ralo. Pipi fué informado de qué se trataba. Y estubo plenamente dispuesto a colaborar. Cuando discutimos la cosa, llegamos a la conclusión de que hariamos esta “compra”, en la cual yo –es decir en aquel entonces Carlos Sabino- sería el comprador.

Así conocí a Pipi. Con las vueltas de la vida pude enterarme que además de ser un compañero leal, era una persona muy hermosa. De esas personas que apreciaba la vida en su Tucumán, saliando a cazar (vizcachas y quirquichos, que por allá hay –o por lo menos habia- en aquellos viejos tiempos). Tambien disfrutaba de bañarse en las vertientes de aguas termales. Su familia y amigos lo consideraron siempre como una persona tranquila y muy afecta a su familia.
Aún así, llegado el momento, no dudó en ofrecer su colaboración y parte de sus pertenencias para coloborar con la naciente resistencia a la dictadura de Onganía.

El año pasado, valiosos compañeros, pusieron una placa en la plaza de Taco Ralo, recordando a aquellos que estuvieron allí pero que ya han dejado esta vida terrenal. Entre esos nombre falta uno: Juan (Pipi) Eugenio Bertelli
Porque Taco Ralo nunca hubiera sido lo que fué sin la participación de él
Espero poder distribuir este testimonio, para honrar su memoria. Para que pase a la historia como lo que fué: un compañero, apreciado y valioso compañero.

Göteborg, 2013-03-26

Nestor Verdinelli
Responsable militar del
Dto. 17 de octubre
FAP

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal