sábado, noviembre 17, 2012

Clase media argentina "estocolmizada"

En el síndrome de Estocolmo, los secuestrados desarrollan un sentimiento afectivo-dependiente con sus secuestradores.

Pensaba en la similitud que existe con importantes sectores de la clase media argentina, que han sido maltratados, expoliados, estafados y denigrados una y otra vez durante décadas por las clases dominantes (fuerzas armadas, oligarquía ganadera, empresariado multinacional, sistema financiero, etc), y sin embargo continúan defendiendo intereses que no les son propios, acumulación de capitales en la que no participan y negocios ajenos en los que no obtienen ganancias.

Son víctimas sin duda alguna de un prolongado secuestro de la inteligencia y de la capacidad de raciocinio.

Dicen los que saben que, pasado un cierto lapso, el secuestrado no tiene retorno psicológico posible.

Nota al pie: Como algunos conocidos han tomado el comentario al revés, es necesario aclarar que, aún sin ser kirchnerista y por consiguiente crítico de este gobierno, sin dudar lo considero como el mejor que desde hace muchos años ha podido producir una democracia liberal burguesa. Me refiero en el texto a aquellos, incluyendo -a mi pesar- muchos compañeros, que han elegido alinearse con las fuerzas de la reacción pro Clarín en lugar de defender y profundizar lo poco que tenemos (que no es otra cosa que lo que nos dio el cuero para conseguir, claro)

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal