martes, mayo 03, 2011

La venganza ¿será terrible?

Bin Laden estaba trabajando aparentemente para unificar los cuadros islamistas de Pakistán y Afganistán en la batalla afgana contra los estadounidenses. Por este motivo había viajado a Pakistán para reunirse con Gulbuddin Hekmatyar, el legendario muyahidín afgano, fundador y líder del partido político y grupo paramilitar Hezb-e-Islami Afghanistan y muchos otros altos líderes yihadistas. Se cree que Osama se fue a Abbottabad hace unos 20 días y que estaba a punto de irse de nuevo.

La shura (consejo) de la dirigencia de al-Qaida, dirigirá la organización y decidirá posteriormente sobre un nuevo jefe. Una nueva generación de comandantes incluye a Sirajuddin Haqqani, Qari Ziaur Rahman, Nazir Ahmad e Ilyas Kashmiri, quienes han unido sus fuerzas con al-Qaida.

Durante los últimos años, Bin Laden se había convertido más en un personaje emblemático popular que en un líder en la práctica –la mayor parte de las políticas organizativas eran dirigidas por su adjunto, el doctor egipcio Ayman al-Zawahiri, y otros ideólogos-. Por ello, se puede esperar que los mecanismos operativos sigan siendo los mismos.

Sobre la base de la interacción con altos dirigentes de al-Qaida, las fuentes musulmanas predicen que la Operación Osama Bin Laden marca el comienzo de un cambio del mayor teatro de guerra de Afganistán a Pakistán, que todos los esfuerzos previos de reconciliación entre militantes paquistaníes y Pakistán serán saboteados y que todas las armas se dirigirán contra el establishment militar paquistaní y, por supuesto, norteamericano.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal